Menu
 

Escuela Activa llenó de alegría y movimiento al Colegio Juan Pablo Duarte

Una mañana de mucha alegría, música, juegos y deporte tuvieron los alumnos del Colegio Juan Pablo Duarte de Providencia. La jornada – organizada por el Programa Haciendo Escuela de Falabella contó con varias actividades que fueron aprovechadas al máximo por todos los alumnos del establecimiento, los profesores y los 23 voluntarios de Falabella Costanera, tienda que apoya al establecimiento desde el presente año.

Durante más de dos horas, los niños pudieron practicar Slack Line, Badminton y disfrutar de un circuito de defensa personal; hacer Yoga; moverse alegremente gracias al baile entretenido y aprovechar sus energías con el fútbol- tenis.

Escuela Activa se convirtió en un espacio no sólo de recreación, sino también de convivencia que fue muy agradecido por todos los alumnos de este colegio dependiente de la Municipalidad de Providencia. Anita, de tercero básico, se manifestó muy contenta por la visita de los voluntarios de la tienda Falabella Costanera. “Esto es muy divertido. Distinto a lo que hacemos todos los días”, dijo con una gran sonrisa. Su compañero Dustin estuvo de acuerdo. “Lo pasamos muy bien”, agregó.

Daniela Silva, Jefa de Recursos Humanos de Falabella Costanera, señaló que “desde que comenzamos a apoyarlos, hemos tenido excelente acogida, tanto de la dirección como de los profesores y niños”.
Por su parte, la directora Carolina Cáceres, dijo que “estas actividades tienen mucho valor, porque saca a los niños de la rutina de la sala de clases”, y a la vez destacó la ayuda que han recibido del Programa. “Hace pocas semanas, nos entregaron 46 tablets para nuestro programa Galileo, un software de matemáticas y constantemente vienen a hacer cosas entretenidas con los niños, las que son importantes para estimularles aspectos tan fundamentales como la autoestima, la recreación y la motivación”.

Alejandra Gallo gerente de Juega +, entidad que apoya las actividades deportivas del Programa Haciendo Escuela, señaló que la jornada se convirtió en una linda experiencia para los niños, sobre todo para los más pequeños. “Todo salió excelente. Los niños lo pasaron bien y los voluntarios trabajaron harto”. A la vez explicó que instancias como ésta, ayuda a los alumnos a liberar energías sanamente.